martes, 16 de febrero de 2016

Cerca, cerca... #01

Decía Richard Feynman, refiriéndose al vacío cuántico, que "había mucho espacio ahí abajo..."

Hay todo un mundo ahí abajo, ante nuestra vista, bajo nuestros pies, rodeándonos continuamente, esperando ser contemplado...

Yo comencé en esto de la fotografía por la inagotable curiosidad de ver lo invisible, de escudriñar entre la hojarasca y ver que algo se movía, de levantar una piedra y ver huir algo sinuoso y amenazador.

Es como si la Naturaleza hubiese echado el resto en lo diminuto, dotándolo de una complejidad y una belleza inigualable.

Las fotografías de esta primera entrega corresponden a la serie "Phylum", y fueron realizadas sobre película negativa de blanco y negro Agfapan 25 en el año 2001.

El equipo utilizado fué una cámara Olympus OM-2n, con un fuelle automático al que se había acoplado un tubo de extensión telescopico de 116 mm, y un objetivo súper-macro de 20 mm. Con esta combinación se consiguen aumentos cercanos a 20X. En el límite de la fotomicrografía.

Años después escaneé los negativos, y el resultado es el que os muestro a continuación.

Son insectos. Mis máquinas biológicas preferidas. Seres de otro mundo, terriblemente sociales y, a la vez, montruos de ferocidad inigualable.

Y en su complejo mundo de interacción bioquímica, ni siquiera saben que existimos...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

viernes, 12 de febrero de 2016

La Ciudad Blanca #02

Hola!

Seguimos con el portfolio. Segunda y última entrega de la Ciudad Blanca.

 

Gibraltar.

Lugar muy interesante, lleno de rincones extraños y degradados. Laberinto exótico y caótico; urbanización sin orden ni concierto. Una mina, fotográficamente hablando...

Cámara Olympus E-3 con objetivo 12-60 (24-120 en FF).

Ajuste de contraste (tanto general como local) por medio de Niveles y Curvas, buscando la limpieza de líneas y texturas.

 

La fotografía de este "centinela" fue realizada en medio de un parámo, con un frío insufrible, regresando de Linares (Jaén).

Cámara Olympus OM D E-5, objetivo de 45 mm (90 mm en FF).

El procesado, como todos los de esta serie, contrastado y luminoso.

 


Fotografía realizada cerca de Benalmádena, otro día tal incómodo como el anterior...

Cámara Olympus E-3, objetivo -12-60 mm (24-120 mm FF).

Procesado similar a las anteriores. Con este tipo de imágenes procuro no romperme mucho la cabeza. Si la idea está bien plasmada desde el principio, ¡el paseo por Photoshop es muy breve!

 

Otro día Zen. Qué le voy a hacer...

Al igual que en la imagen de cabecera, mismo equipo y procesado.

 

Y terminamos la serie con una muestra de inteligente planificación urbanística.

¿Un código secreto tejido a golpe de torpeza?

¿Un enigmático laberinto visual?

La ciudad es infinita en sus infinitos rincones...

Y con esta serie nos alejamos de la Ciudad Blanca. En la próxima entrega nos sumergiremos en el mundo de lo pequeño, de lo muy pequeño, un reino casi desconocido y fascinante.

¡Os espero!

 

 

 

 

domingo, 7 de febrero de 2016

La Ciudad Blanca #01

Hola. Aquí comienzo un recorrido por el portfolio que presenté el pasado 5 de Febrero en el Grupo Fotográfico Aula 7.

Abro fuego con La Ciudad Blanca, una serie de imágenes en blanco y negro donde predominan los tonos claros y el alto contraste buscando una expresividad cuasi lineal.

Imagen tomada en la Isla de la Cartuja (Sevilla). Euclides puro y duro en la forma y las líneas, evocando la frialdad y el "inhumanismo" de parte de la arquitectura de finales del siglo XX.

La toma fue realizada con una cámara mirrorless Olympus OM D E-5 con un objetivo de focal fija 45 mm f:1.8 (equivalencia en 35 mm: lente de 90 mm. Tele corto).

Toma directa en blanco y negro, con un ajuste posterior de luz, contraste y corrección de lente en ACR. Ligera corrección de luces altas y sombras en Photoshop.

Al igual que la imagen anterior, restos de la Expo 92 en la Isla de la Cartuja.

Realizada con la misma cámara y objetivo que la toma anterior, y unos ligeros ajustes tanto en ACR como Photoshop. Como en la imagen anterior, debido la toma directa en B/N y la alta resolución del conjunto sensor-objetivo, no fue necesario aplicar Máscara de Enfoque a la imagen.

 

 

Pabellón de La Energía Viva (curioso nombre para un edificio que se cae a pedazos...) en la misma Isla de la Cartuja.

Edificio digno de cualquier película de Drácula que se precie, dormita entre arbustos y restos de madera en descomposición. Tenebroso como él solo.

Cámara Olympus OM D E-5, objetivo fijo de 45 mm f:1,8.

Panorámica vertical de tres imágenes con correcciones similares a las fotografías anteriores, aplicando en este caso un acentuado ajuste de Curvas.

 

 

sábado, 26 de diciembre de 2015

Espacio Interior

A veces tengo la sensación, si no la certeza, de que la Vida, tanto en su conjunto como en sus más delicados detalles, rige sus formas y estructuras sobre sencillos principios matemáticos.

Las espirales de un desagüe y una galaxia; la misma estructura fractal de un rayo, una raíz y el cauce seco de un río; la complejidad matemática subyacente en la forma de una coliflor (más aún si es de la variedad Romanesco, un auténtico tratado fractal); la inusitada estructura del girasol: dos espirales alternas que siguen la secuencia de Fibonacci...)

La imagen que os muestro hoy presenta una subyugante armonía, un orden subyacente de complejidad repetitiva, la extraña belleza matemática que se esconde en el interior de un animal:

 

 

> Imagen en falso color de la pared interior de la Redecilla, en el sistema digestivo de una ternera.

(Datos de la toma:

Cámara: iPad Mini 3

Iluminación: Led interior de 5500 K. Led exterior de 6500 K

Aplicación de toma: Pure Shot, con balance de blancos ajustado en tungsteno y grabación en formato TIFF.

Aplicación de edición: Photoshop PS Touch)

Picando en la imagen, podéis verla a tamaño real.

Hasta pronto!

 

miércoles, 23 de diciembre de 2015

lunes, 21 de diciembre de 2015

Retrato en bronce

Siempre hemos sido mutantes.

Desde que dominamos el fuego y poblamos el cielo con dioses, nos hemos modelado sin descanso,

Y ahora que nuestra mente se zambulle en el torbellino de un futuro espeluznante y deseado, apenas reconocemos el primate del que procedemos.

Bienvenidos a la Era del Hombre Cuántico.

 

sábado, 19 de diciembre de 2015

sábado, 2 de agosto de 2014

Serapheem

 

 

 

Fue guardián del Edén, y con su espada de fuego expulsó a los primeros (y únicos) habitantes del Paraíso.

Pero allí, en el silencio de la Eternidad, postrado frente al Jardín que se desintegraba ante su vista, escuchó el aliento de Lucifer. Y ya nada fue igual.

Esperó durante eones la voz de su Creador, una palabra, una señal reflejada entre los mundos, pero sólo escuchó el lejano retumbar del Universo.

Y así, huyendo de la luz convertido en un Ángel Negro, Serapheem atravesó las cavernas del Limbo hundiéndose en las tinieblas...